Mira las conclusiones del evento

Queridas Amigas

Compañía de Mujeres este año 2013 estará por primera vez en América del Sur, en Guayaquil Ecuador del miércoles 24 al sábado 27 de julio. Como en otros años la idea es tener un lindo lugar donde nos podamos concentrar por tres días completos a recibir todo lo que el Señor nos quiera dar por medio de las enseñanzas e impartición de Su Espíritu.
Estamos expectantes de lo que el Señor hará. El versículo lema de este año está en Cantares 2:11 y 12. ¡Mira el invierno se ha ido y con él han cesado y se han ido las lluvias! Ya brotan las flores en los campos ¡el tiempo de la canción ha llegado! Ya se escucha por toda nuestra tierra el arrullo de las tórtolas.
Este es un año de cambios, un año de cosecha donde recibiremos lo que hemos plantado, donde veremos el fruto de nuestra siembra. Se verá una diferencia entre los que se han mantenido en obediencia sirviéndole y los que no. Creemos que el Señor hará algo nuevo. En Compañía de Mujeres, somos mujeres a las que el Señor nos ha estado entrenando y equipando para este tiempo y estamos listas para ver las manifestaciones de Su poder en medio nuestro. Me siento personalmente inclinada a usar la palabra avivamiento pero ha sido tan mal empleada que prefiero que hablemos de la manifestación de Dios para este tiempo. Tenemos conceptos tan preconcebidos de lo que es un avivamiento y lo confundimos con solo la manifestación de los dones del Espíritu y creo que es eso y mucho más. Creo que el avivamiento se presenta cuando traemos el Reino, cuando la voluntad de Dios se manifiesta aquí en la tierra como está establecida en los cielos en cada área no solo de mi vida sino del quehacer de nuestra sociedad. La voluntad de Dios para el día de hoy en el lugar y tiempo que nos ha tocado vivir es muy particular y no debemos pretender encajonarla a movimientos pasados que aunque gloriosos no necesariamente son lo que El tiene planeados para este tiempo.
Queremos dejar que Dios sea Dios y haga con nosotras como El quiera. Decirle: Señor aquí estamos para que nos uses en lo que necesites, estamos listas para que se cumpla tu propósito en mí. Esto solo es posible después de un tiempo de madurez y estamos creyendo que Compañía de Mujeres entra a un nuevo tiempo a un tiempo de madurez que será evidente en la manifestación de Dios en nuestro medio.
Queremos agradecerles a todas las que han participado con nosotras en estos años y se han unido en este gran ejército de mujeres en todo nuestro continente para ser parte de las mujeres latinas cristianas con una nueva reputación, mujeres que están haciendo una diferencia y que se desarrollan al máximo, con excelencia en los dones, talentos y capacidades con los que el Señor las ha equipado. A todas las que estarán con nosotras por primera vez, prepárense porque el Señor las va a sorprender. Con amor,

Juanita Cercone de González

Compañía de Mujeres